Para entrar en la zona de asociados por favor identifíquese con su nombre de usuario y clave de acceso. Gracias.

ANDECE: Zona de Asociados

Acceso
Contacto
Asóciate!
Suscríbete a los boletines!

social01social02

social03social05

 

   

       


Renovación urbana en Nueva York: Uso de grandes elementos prefabricados de hormigón

Con una población de más de 8,5 millones de personas, Nueva York tiene una densidad de más de 70.000 personas por kilómetro cuadrado, con un crecimiento demográfico superior a los de Los Ángeles y Chicago juntas. Por esta razón, la famosa ciudad tiene un grave problema de espacios edificatorios, lo que obliga a los planeadores urbanísticos a buscar soluciones constructivas que puedan salvar este impedimento. Recientemente se ha llevado la cubrición de un tramo del suburbano neoyorquino en el barrio de Manhattan. El nuevo espacio creado servirá para la construcción de dos rascacielos y una plaza pública con aparcamiento y estructura intermedios. La solución elegida para la creación de esta plataforma de apoyo se ha basado en dovelas prefabricadas de hormigón.

 

Cambio de proyecto: de una solución en acero, a una solución innovadora con prefabricados de hormigón


Brookfield Office Properties, propietario y desarrollador del Proyecto Manhattan West, contactó con la empresa prefabricadora Rizzani para buscar una solución óptima que cerrase el gran vacío existente en el medio de sus 2,13 millones de m2, teniendo en cuenta el tránsito inferior del suburbano neoyorquino. La razón de apostar nuevamente por la asistencia técnica de esta empresa, venía motivada por el buen resultado que tuvieron anteriormente en la reconstrucción parcial de un antiguo puente metálico con dovelas prefabricadas. En el proyecto inicial se tenía diseñada una solución de base en acero, pero tras valorarlo profundamente, se decidió un cambio a un sistema de vigas prefabricadas de hormigón que cubriesen todo el vano libre.


 

Durante la ejecución se pudo constatar uno de los grandes argumentos que motivó el cambio: la velocidad de ejecución, que incluso permitió adelantar el periodo de ejecución previsto. Las 16 vigas colocadas de 150 Tn de peso aproximado, debían cubrir un vano de 73 metros. El izado y colocación se realizó fundamentalmente durante las horas nocturnas para alterar lo menos posible el ritmo de esta bulliciosa ciudad. Previamente se postesaban en obra. La logística también desempeñó un papel esencial, ya que la falta de espacio alrededor de la obra, obligaba la entrega de las vigas justo a tiempo para instalarlas, por lo que la coordinación entre fábrica y obra fue imprescindible.
 

  

Algunas de las dudas que generaba esta solución, exclusiva de las estructuras de puentes y nada habitual para edificación en zonas urbanas, quedaron rápidamente subsanadas. Aún así, se sigue creyendo que hay margen para la mejora y más aún en un modelo constructivo que cada vez tiene más en cuenta el cumplimiento de criterios sostenibles (medioambiental, social y económico).

Vídeo explicativo [+]

 

Fuente información [+]