Para entrar en la zona de asociados por favor identifíquese con su nombre de usuario y clave de acceso. Gracias.

ANDECE: Zona de Asociados

Acceso
Contacto
Asóciate!
Suscríbete a los boletines!

social01social02

social03social05

 

   

       


Aspectos generales de las plantas de prefabricados de hormigón

En el inicio del primer curso se introducen varias definiciones de prefabricado (“fabricar antes”), quedando descrito como el sistema constructivo basado en el diseño y producción de componentes y subsistemas elaborados en serie en una fábrica o taller fuera de su ubicación final y que en su posición definitiva, tras una fase de montaje, conformarán el todo o una parte de un edificio o construcción. Es evidente que la fabricación es una parte esencial, si no la que más, de cualquier empresa productora de elementos prefabricados de hormigón. De todas estas definiciones se deduce la existencia de un lugar clave: la fábrica, a la que también se puede referir como la planta, factoría, taller o instalación.


La implantación geográfica de la fábrica es la primera decisión a tomar cuando se ha decidido invertir en este negocio. No vamos a detenernos ahora en esta decisión que será objeto de un módulo en el Curso III de Gestión, pero al menos si destacar algunos de los factores que condicionan esta elección:

▪    Mercado potencial de la zona de influencia ya que el coste del transporte de los elementos será un factor importante a la hora de competir;
▪    Distancia a los proveedores (fábricas de cementos, canteras de áridos, etc.);
▪    Infraestructuras próximas (carreteras, ferrocarril, etc.);
▪    Experiencia o tradición en la zona en el uso de unos determinados productos de construcción;
▪    Grado de industrialización del país o región;
▪    etc.


 
Figura.- Vista aérea de la planta de la empresa española Prefabricados Pujol

Otro aspecto importante recae en la forma de comercializar los productos, es decir, en qué medida los elementos se fabrican para acumular stock y tener reservas suficientes con que atender a cualquier pedido, o bien fabricar para dar respuesta a cada proyecto y obra. En el primer caso podrían estar productos más estandarizados, generalmente de pequeñas dimensiones, que incluso pueden venderse directamente a almacenes de materiales de construcción (bloques, tubos, baldosas, etc.). En el siguiente caso estarían especialmente los elementos estructurales, ya que como vimos en la clasificación hecha en los primeros temas, cada obra suele exigir un proyecto específico y, por tanto, unos elementos hechos a medida.

La satisfacción de clientes es uno de los aspectos más importantes para la competitividad de las empresas. La capacidad para responder a los clientes de forma rápida y fiable implica comprometer fechas de entrega ajustadas y cumplirlas. El caso del sector de la prefabricación de hormigón presenta una problemática muy específica en lo que respecta a la gestión de pedidos, ya que los productos se fabrican muchas veces bajo pedido y compiten fundamentalmente en plazos de entrega.

Asimismo, conviene recalcar algunos aspectos sobre los que ya se han introducido algunos matices a lo largo del curso, antes de introducirnos en la propia fabricación:

▪    Este sistema de construcción introduce el concepto de industrialización, la posibilidad de fabricar elementos en talleres industrializados basándose en la amortización de grandes equipos, permitiendo una gran automatización y seriación del proceso con una esperable reducción de costes;
▪    Sin embargo, hay que matizar que la prefabricación exige un proyecto constructivo muy detallado, aumentando los costes de ingeniería. De igual manera los moldes y equipos utilizados en la fabricación requieren importantes inversiones solo rentabilizables mediante la producción de numerosas unidades;
▪    La prefabricación permite utilizar sistemas constructivos de alta tecnología basados en la informatización de los procesos, como puede ser la monitorización sincronizada de procesos;
▪    Por otra parte cabe destacar el valor añadido que adquiere este sistema frente al hormigonado in-situ cuando se utiliza de manera sistemática la técnica del pretensado;
▪    Existen también unas posibilidades arquitectónicas muy interesantes, debido a la mayor calidad de acabado y de libertad de formas, texturas y colores que solo se pueden reproducir en taller;
▪    Por último, la construcción mediante elementos prefabricados de hormigón permite independizar la ejecución de la climatología.

Esto tiene una especial importancia en países con estaciones muy frías, en los que la prefabricación de hormigón es la única posibilidad para evitar la detención de la construcción durante esas épocas.

Fuente: Curso de Especialidad Básica – Conocimiento de la construcción industrializada y sostenible con prefabricados de hormigón o concreto [+]. Módulo 5 “Fabricación”. Parte 1. Apartado 1: Aspectos generales