Para entrar en la zona de asociados por favor identifíquese con su nombre de usuario y clave de acceso. Gracias.

ANDECE: Zona de Asociados

Acceso
Contacto
Asóciate!
Suscríbete a los boletines!

social01social02

social03social05

 

   

       


Aclaración sobre la emisión de la Declaración de Prestaciones (DdP) en elementos prefabricados de hormigón sujetos a marcado CE

El Reglamento 305/2011 del Parlamento y del Consejo Europeo (en adelante RPC) por el que se establecen condiciones armonizadas para la comercialización de productos de construcción, sustituyó a partir del 1 de julio de 2013 a la anterior Directiva 89/106/CEE, siendo en ambos casos la base legal para la comercialización de productos de construcción dentro del Espacio Económico Europeo. Una de las principales novedades que introdujo el RPC ha sido la obligación de que el fabricante entregue una declaración de prestaciones dentro de la documentación relativa al marcado CE, para aquellos productos para los que sea obligatorio. Transcurridos más de 4 años desde la entrada en vigor del RPC, todavía hoy existen dudas acerca de cómo gestionar este documento, siendo el objetivo de este artículo el de presentar cómo debe gestionarse la emisión de este documento de forma particularizada para aquellos productos prefabricados de hormigón con marcado CE obligatorio.

¿Qué es la Declaración de Prestaciones?


Consiste en un documento que emite el fabricante sobre la finalidad prevista y prestaciones del producto de construcción. El Artículo 4 del RPC “Declaración de prestaciones” determina que “cuando un producto de construcción esté cubierto por una norma armonizada o se haya emitido para el mismo una evaluación técnica europea, el fabricante emitirá una declaración de prestaciones cuando dicho producto se introduzca en el mercado”.

Con la DPC, el fabricante aseguraba que cumplía el anexo ZA de la norma o normas correspondientes emitiendo una Declaración CE de conformidad, que le autorizaba a poner el marcado sobre su producto. Con el RPC, se sustituye la Declaración CE de conformidad por la Declaración de prestaciones, documento con una fuerza mayor desde el punto de vista legal, pues el fabricante se responsabiliza de los valores característicos (prestaciones) que proporciona, tal y como veremos en algún ejemplo posterior.

Por tanto, el marcado CE sólo se podrá colocar sobre aquellos productos en que el fabricante haya emitido la declaración de prestaciones (Artículo 8).

No obstante, se permite omitir esta declaración de prestaciones en alguno de los siguientes casos (según Artículo 5):

- Producto de construcción fabricado por unidad o hecho a medida, en respuesta a un pedido específico e instalado en una obra única determinada, bajo la responsabilidad de quien haya sido designado como responsable de la seguridad de la ejecución de la obra (marcado CE de aplicación voluntaria).
- Producto de construcción fabricado en la propia obra;
- Productos “tradicionales” (para restauración histórico-artística, obras protegidas, etc.)

En el caso de los elementos prefabricados de hormigón, estando en su mayoría dentro del alcance de normas armonizadas, y siendo resultado de procesos industriales y generalmente seriados, es muy improbable encontrar que se cumpla una de estas posibilidades.

Contenido de la Declaración de Prestaciones

Según el Artículo 6 y el Anexo III del RPC, el fabricante debe emitir en los casos que sea aplicable una declaración de prestaciones, la cual expresará los valores característicos del producto de construcción en relación con sus características esenciales, de conformidad con las especificaciones técnicas armonizadas pertinentes, en el caso de los productos prefabricados de hormigón, según la relación de características declarables que contenga el Anexo ZA de la norma correspondiente.


Gestión adecuada de las Declaraciones de Prestaciones

Las características intrínsecas de los productos obligan a que cada producto o norma se enfoque de forma particular. Por ejemplo, no es lo mismo un producto fácilmente catalogable del que el fabricante dispone de una gama perfectamente definida (viguetas, bovedillas, adoquines, bloques, tubos, barreras y pretiles, etc.), cuyo método de declaración de las características más habitual es el 1 (declaración de los datos geométricos y de las propiedades de los materiales - véase explicación en las guías de ayuda de marcado CE), que aquellos productos que se fabrican según las especificaciones que cada proyecto u obra puedan tener (elementos estructurales lineales, elementos para puentes, etc.), en cuyo caso el método más común es el 3b (declaración de la conformidad con las especificaciones de diseño dadas. Diseño del fabricante con método impuesto por el cliente).

La cuestión que más dudas ha suscitado hasta ahora (el Departamento Técnico de ANDECE se ha encargado en este tiempo de revisar las Declaraciones de Prestaciones de más de 50 empresas asociadas) es cuántas declaraciones emitir, buscando un equilibrio entre los dos extremos opuestos: si puede ser suficiente hacer una única Declaración de Prestaciones por norma agrupando todos los posibles productos dentro de la misma; o en el caso contrario, si debe hacer una Declaración de Prestaciones por cada posible producto.

En primer lugar, la decisión de cómo definir y presentar esta información corresponde al fabricante, para lo cual deberá adecuar la/s declaración/es de prestación/es a su variedad productiva. La guía de ayuda que elaboramos entonces para facilitar a las empresas de prefabricados de hormigón la transición hacia el RPC, presenta varios ejemplos ilustrativos:



Según este caso en particular podemos emitir un mínimo de declaraciones de prestaciones que serán por fábrica y norma, por lo que resultarían un total de 13: 5 en la F1, 3 en la F2, 3 en la F3 y 2 en la F4.

¿Podríamos hacerlas más específicas? Por supuesto. Habría que determinar si la presentación de esta información es suficiente así o hay que discernir todavía más. Por ejemplo: en el caso de la norma UNE-EN 13225, si debemos desarrollar una declaración distinta para las vigas y otra que cubra las columnas; o en el caso de la UNE-EN 14992, si debemos definir una para los paneles de 10 y otro para los de 12 cm; o en el caso de las viguetas, si podemos diferenciar las armadas de las pretensadas en declaraciones distintas, o incluso si debemos profundizar más y llegar a tener una declaración por cada vigueta tipo de comercialicemos.



El fabricante debe analizar la forma más racional de presentar la información. Podría ir desde desarrollar una única Declaración de Prestaciones agrupando todas las viguetas como producto tipo “Vigueta” (preferiblemente las características a todas ellas fueran comunes: resistencia a compresión del hormigón, acero, etc.), hacer dos declaraciones (producto tipo 1: vigueta autorresistente; producto tipo 2: vigueta semirresistente), hasta el caso más extremo de elaborar una declaración por cada modelo de vigueta (no recomendable).
 
En definitiva, hay que estudiar cada caso particular y buscar el equilibrio entre la carga documental del fabricante (optimizar al mínimo posible el número de declaraciones de prestaciones, para reducir la carga documental) y las necesidades del cliente (querrá disponer de la información suficiente para conocer qué productos está recibiendo en la obra). Hay que tener en cuenta que se trata fundamentalmente de un documento normativo, y no técnico, es decir, no pretende sustituir la información complementaria que se incluye en los catálogos de producto, memorias de cálculo, fichas técnicas, etc., que en muchos casos serán particulares según las necesidades particulares de un proyecto o pedido específico (sobre todo aquellos productos cuya declaración de las características vayan por el método 3 (a ó b)).

Además, se permite la entrega de dicha declaración de prestaciones además de en papel, por medios electrónicos (ej. vía email, acceso a una base de datos electrónica, etc.), siempre y cuando haya consentimiento entre ambas partes (Artículo 7). Esta posibilidad abre una vía bastante interesante para reducir de forma significativa la cantidad de papeles habituales de cualquier suministro de material a una obra.

Los fabricantes deben conservar la documentación técnica y la declaración de prestaciones durante un período de diez años después de la introducción del producto de construcción en el mercado (Artículo 11.2.), aunque la Comisión Europea se reserva la potestad para decidir en casos particulares sobre este periodo.

Autor: Alejandro López Vidal - Director Técnico ANDECE, secretario técnico cómite normalización español AEN/CTN 127 y representante español en el comité de normalización europeo CEN/TC 229

+info: Reglamento Europeo de Productos de Construcción [+]

LOS PRODUCTOS PREFABRICADOS DE HORMIGÓN EN EL NUEVO REGLAMENTO EUROPEO DE PRODUCTOS DE CONSTRUCCIÓN 

EDITA: ANDECE

Descripción: Este documento pretende orientar a los fabricantes de elementos prefabricados de hormigón que tengan marcado CE, a adaptarse a las exigencias que establecerá el nuevo Reglamento Europeo de Productos de Construcción, que entró en vigor en julio de 2013. Incluye ejemplos ilustrativos de declaración de prestaciones, etiqueta de marcado CE, preguntas frecuentes, etc.

Descargar introducción

Año de publicación: 2013 (última versión noviembre 2014)

COSTE: 75 euros - Gratuito para asociados

SOLICITAR EN andece@andece.org

PETICIÓN PUBLICACIONES [+]